Como parte del avance de la instalación de tuberías, existe una técnica denominada perforación
horizontal dirigida (PHD), la cual consiste en el tendido de cañerías por una máquina perforadora
diseñada específicamente para tal fin.

Método de Trabajo

Ubicados los puntos de las interferencias en la traza de la tubería a instalar, se posiciona la máquina PHD en un extremo del tendido a realizar, y comienza el hincado del cabezal direccional, hasta alcanzar el punto de llegada, ubicado a una longitud del orden de los 120 a 200m. Durante el hincado tanto del cabezal direccional como de los backreamer, se inyectan lodos bentoníticos a través de las barras, hasta los inyectores del cabezal o del backreamer para mejorar o lubricar o estabilizar el suelo, empleando aditivos polimétricos de acuerdo a la calidad de suelo que se atraviesa.

Cuando el cabezal llega a la calicata de salida, se procederá a reemplazarlo por el backreamero expansor del diámetro adecuado, según la tubería a instalar y se comienza a tirar las barras, haciendo girar el backreamer. Al backreamer se le acopla el tira tubos de acero, donde ensambla el tubo de PEAD, el cual se desliza por el interior del túnel construido por el backreamer. El túnel se puede construir con un solo paso del expansor, como en el caso de diámetros chicos, o se harán más pasadas, ampliando el túnel, en caso de tuberías de diámetros mayores. Previo a la instalación de las cañerías por tiro, se realizan las uniones a tope por termofusión de cada tramo de 12 m, empleando operadores matriculados y máquinas automáticas con control numérico CNC.