El sistema de rehabilitación para tuberías de alta presión (HPL) es un conducto flexible tricapa pensado para la inserción dentro de conductos existentes que transportan agua, gas o petróleo, con la función de renovar tuberías dañadas.

Por sus características, esta conducción es apta para líquidos a alta presión.

El interior de poliuretano cumple la función de almacenar en forma hermética el gas o el líquido transportado.

Gracias a esta película termoplástica especial, el interior de la tubería rehabilitada ofrece una superficie mucho más suave y deslizante que otros materiales tradicionales (por ejemplo, acero) y favorece así la calidad del flujo dentro del conducto.

La capa intermedia es la conformada por el tejido de aramide (kevlar) en una o varias capas, dependiendo de la resistencia a la presión interna que se quiera alcanzar.

Afuera, la vaina se remata con un capa de polietileno (PE) que protege la cañería del ambiente, el clima y las exigencias durante el traslado, manipuleo e instalación del inliner. La calidad del producto es garantizada por la puesta en práctica de las inspecciones periódicas en todas las etapas de producción. La conexión de tuberías de alta presión permite compatibilizar con conductos de acero, hierro fundido, de polietileno u otro material, con conexiones soldadas o bridas especiales.


Agua

Agua potable, agua caliente, agua de consumo, agua residual, agua de mar.

Gas

Gas natural, gases dulces, gases ácidos, mezclas de gas.

Aceite

Aceite crudo, aceites refinados, aceite caliente, carburantes, escoria de aceite.

CONECTOR HPL

En los extremos se conecta la manguera de alta presión con los conectores HPL en la tubería existente. El conector de alta presión está compuesto por un manguito interno perfilado y un manguito externo.


NUEVO DESARROLLO PARA EL ÁMBITO DEL AGUA POTABLE

Para maximizar el uso de nuestros productos, mejoramos y perfeccionamos los productos constantemente. Por ello, hemos optimizado nuestro sistema especial para el ámbito del agua potable y hemos desarrollado el sistema de baja presión.

El sistema HPL fue desarrollado originariamente para el ámbito de gas a alta presión. Como las numerosas ventajas del sistema ahora se emplean de forma mejorada para otros medios, el nuevo avance se ha adaptado especialmente a estos ámbitos de aplicación.

La nueva alternativa ha sido concebida para aplicaciones en las que hasta ahora el sistema HPL era sobredimensionado estáticamente. El tejido de aramida del nuevo sistema ha sido modificado y la técnica de los conectores perfeccionada ajustándose así a la presión de servicio de estos medios.


Puesta fuera de servicio de la tubería a sanear y fabricación de pozos de construcción, desconexión física y vaciado de las tuberías.

Inspección de tuberías por secciones con una cámara de TV móvil y evaluación consiguiente de las grabaciones de video.

Inserción de una cuerda auxiliar, por ej. mediante cámara de TV.

Lavado preliminar mecánico del interior de la tubería mediante rascadores e hisopos de caucho.

Posicionamiento de la manguera de alta presiˇn bobinada y del cabrestante al inicio y al final del pozo

Montaje de cabezal estirador, guías de manguera y cuerda de inserción en la tubería vieja.

Inserción de la manguera de alta presión (Plegada o no plegada)

Montaje del empalme de transición con fijación en la tubería vieja.

Aplicación de la comprobación de la presión
y empotramiento de la tubería renovada en la red de tuberías y puesta en servicio.

Cierre del pozo de construcción.
Fin de la Obra.


EL CONECTOR DE BAJA PRESIÓN FOREVER PIPE

  • Construcción compacta con brida DIN de dos lados.
  • Revestimiento EWS de alta calidad.
  • Operativo de inmediato tras su montaje.
  • Desmontable y utilizable de nuevo.
  • Peso reducido.
  • Plazos cortos de suministro gracias a su construcción modular.
  • Solución que optimiza costos.

CARACTERÍSTICAS CON SISTEMA DE REHABILITACIÓN DE ALTA PRESIÓN (HPL)

  • Técnica de inserción idéntica.
  • Montaje sencillo de los conectores, no se precisan herramientas especiales costosas.
  • Idoneidad al agua potable mediante la certificación de KTW y W270.
  • Temperatura de uso hasta +50°C.

VENTAJAS ESPECÍFICAS DEL SISTEMA DE REHABILITACIÓN DE ALTA PRESIÓN (HPL)

Aplicación sencilla
  • Uso reducido de maquinaria.
  • Disponibles hasta 4500 m. en bloque de tambor para transporte.
  • Poco tiempo de construcción mediante grandes longitudes de inserción.
  • Pequeños pozos de edificación, reducción de contrapozos de carreteras.
  • No se precisa excavación ni transporte de grandes masas corporales.
  • Desaparición o restricción del mantenimiento del nivel de agua freática.
  • Solo lavado preliminar de la tubería vieja, no se precisa nungún pegado.
  • Nueva puesta en servicio rápida.
  • Posibilidad total para revisar las tuberías, incluso durante el servicio.
  • Elevada capacidad de carga y calidad
  • Renovación de tuberías con una vida útil de como mínimo 50 años
  • Elevada resistencia al desgaste y al corte del revestimiento externo.
  • El sistema de rehabilitación HPL no se corroe
  • Elevada flexibilidad.
  • Menos pozos de edificación gracias a la accesibilidad de los codos.
  • Inserción también a través de codos de hasta 30°.
  • Elevada capacidad de rendimiento.
  • Pérdida mínima de corte transversal gracias a unos menores grosores de pared de 6,5 ó 9 mm.
  • Propiedades mejoradas de caudal de la tubería.


Alta resistencia a la presión de servicio.
Excelente comportamiento a presión por golpe de ariete